Saltar la cuerda, un juego de niños que aporta grandes beneficios.

Recuerdo que en mi niñez solía saltar la cuerda y era un juego bastante divertido, luego lo deje a un lado, sin embargo llega el momento de retomar su práctica ahora incluyéndola a mi rutina de ejercicios.

Te preguntarás, porqué saltar  la cuerda? Bueno, por lo sencillo que es conseguir una cuerda y empezar a ejercitarte con ella, no tendrás excusas, ni yo.

Al requerir coordinación entre pies y manos mejora los reflejos y el equilibrio de quien lo practica.

Este desarrolla masa ósea, por los saltos que se hacen al brincar la cuerda provocando que los huesos se ejerciten. También estos saltos desarrollan velocidad de los músculos y por consiguiente la potencia de las piernas.

Este ejercicio trabaja el cuerpo entero porque ejercita los brazos, hombros y la espalda, los músculos de las piernas, abdominales, lumbares y músculos de la cadera, así mismo fortalece el corazón.

Algunos estudios indican que saltar cuerda por 10 minutos es equivalente a correr por 30 minutos en cuanto a quemar calorías y mejorar a nivel cardiovascular.

Ojo debemos tener en cuenta que hay una diferencia entre saltar cuerda y saltarla bien, o sea debes mantener la cabeza recta y mirar al frente, torso recto y rodillas ligeramente dobladas, mantener los codos cerca del cuerpo, girar la cuerda con las muñecas no con los brazos, impulsarse y aterrizar  con la parte delantera de los pies, usa un calzado sin acolchamiento y descalzo es aún mejor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *