Consejos para una Shopaholic

Si tu pasión por las compras es imparable, sientes una alegría inexplicable al comprar y no logras detenerte ante una oferta eres una Shopaholic a toda regla. Ser Shopaholic no dista mucho de padecer una adicción o síndrome psicológico, ya que la necesidad que infringe el querer comprar y lo mal que puedes llegar a sentirte luego que piensas con cabeza fría tu compra o vez la factura de tu tarjeta de crédito es muy parecido a lo que padecen estas personas en su propia condición.

Sin embargo esto no debe angustiarte, pues aquí te compartimos algunos tips para que puedas controlar tus compras y sobrevivir en el intento:
-Aléjate de las tiendas y más aun de las ofertas; puede sonar exagerado, pero piensa que eres como un adicto que debe mantenerse a metros de su adicción.
-No lleves tu tarjeta de crédito en la cartera, si te es posible déjala en casa.
-Si tienes que llevar obligatoriamente la tarjeta, pregúntate antes de pagar: ¿realmente lo necesito?, ¿qué pasara si no lo compró?, ¿cuándo recibiré dinero efectivo para pagar este gasto? Cero emociones, piensa frío.
-No compres para acumular, que ganas con sumar una cuarta crema corporal a tu colección por más económica que te salga, sólo significa dinero menos en tu cartera o una deuda en tu tarjeta de crédito.
– Establece un límite personal a lo que puedes gastar de tu tarjeta, no importa que tu plástico diga limite de crédito $RD 10,000 si solo puedes utilizar RD$ 2,000 no te dejes llevar el banco no manda, el dueño de tu dinero eres tú.
-Haz una lista de tus gastos fijos, establece un ofert7110% mínimo para fines de ahorro, otra cantidad para imprevistos y finalmente determina la cantidad de dinero que puedes gastar en cosas que están fuera de tus prioridades sin afectar ninguna de las anteriores.
-Si tienes que hacer tus compras calcula cuanto puedes gastar desde casa y si puedes lleva una calculadora para que no te pases del límite. Evalúa de forma concienzuda si debes adquirir esa oferta o artículo que se sale de lo que tenías previsto y no pases de un solo producto fuera de tu presupuesto.
Las compras pueden ser una gran terapia no permitas que se convierta en una pesadilla el momento de pagarlas, sigue estos pasos y permítete disfrutar todo el proceso, sin penurias posteriores por gastos innecesarios.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *